• Henkel Chile
  • Contacto
  • Añadir a Mi Colección
  • Compartir
Menú
Búsqueda

09-08-2018  Santiago

Una iniciativa social que cumple 20 años

Generar cambios positivos hoy, para tener un impacto en el mañana

Empleados y jubilados de Henkel se unen en trabajo colaborativo para contribuir en proyectos sociales de la comunidad, a través del Programa Global de Voluntario Corporativo.

Como parte de su compromiso social, y desde hace 20 años, Henkel anuncia anualmente la asignación de nuevos proyectos comunitarios como parte de su Programa Global de Voluntariado Corporativo. Este año fueron seleccionadas 21 propuestas que beneficiarán a 12.700 personas en Latinoamérica.

Bajo el nombre de “Ten un Impacto en el Mañana”, sus siglas en inglés “MIT”, la iniciativa se lleva a cabo de la mano de los colaboradores y jubilados de la empresa con la convicción de que las soluciones que se buscan de manera conjunta benefician a todos los involucrados.

En este sentido, se apoyan proyectos sociales, científicos, culturales, deportivos, ambientales, recreativos y de salud, con mayor énfasis en los niños. Puntualmente en Chile, se acaba de aprobar un proyecto en beneficio de la “Fundación Arco Iris”, para evaluar y diagnosticar la problemática de 52 niños con discapacidad, para elaborar planes de intervención con el fin de estimular, potenciar y desarrollar las dificultades relacionadas con el aprendizaje.

Ciudadanía corporativa: a nivel global

Con el 20 aniversario de “MIT”, Henkel ha apoyado casi 14.000 proyectos sociales en más de 100 países a través de la Fundación Fritz Henkel, no solo con donaciones materiales y financieras, sino también con tiempo, para que todos puedan ir y hacer la diferencia. 

Los innumerables proyectos del MIT en todo el mundo van desde ayuda en jardines de infantes y escuelas, a través de proyectos educativos, programas de vacaciones de verano para niños de familias socialmente vulnerables, apoyo a Olimpiadas Especiales y hasta voluntariado en instituciones para niños o incluso como entrenador de fútbol juvenil.

El compromiso social voluntario, también conocido como ciudadanía corporativa, ha sido una parte integral de la cultura empresarial de Henkel desde su origen en 1876. A través de la fundación, la compañía se compromete más allá de sus actividades comerciales, un esfuerzo que depende en gran medida del compromiso voluntario de sus empleados.

La iniciativa MIT ha apoyado a Susanne Volkmann, empleada de Henkel, en su compromiso voluntario durante los últimos 10 años